domingo, 23 de octubre de 2011

Las torres del olvido (George Turner)

Qué mal cuerpo tengo después de leer Las torres del olvido. Y no porque no merezca la pena, sino más bien al contrario. 
Con lo que estamos viviendo estos últimos años, esta distopía no parece nada descabellada. George Turner, quizá un visionario, nos presenta un futuro no muy lejano en el que el colapso del sistema monetario mundial, unido a los problemas originados por el calentamiento global, la superpoblación y la sobreexplotación de los recursos han obligado a los gobiernos, al menos al de Australia, donde se centra la historia, a dividir a la población entre los que tienen empleo - los supra - y los que no tienen otra alternativa que vivir de las escasas ayudas del estado - los infra -. 


Los supra gozan de todas las comodidades y tratan de vivir ajenos al problema mundial, sabedores de que su condición de supra depende únicamente de mantener un empleo prefieren ni pensar en la existencia de los infra, mientras que éstos malviven en gigantescos edificios - las torres - alejados de las zonas supra.

Pero George Turner muestra, desde diferentes puntos vista, cómo todos se necesitan unos a otros para mantener el débil equilibrio actual. Para ello nos presenta una novela dentro de otra novela, con unos personajes muy bien elaborados que nos darán su visión del mundo el que viven.

Si os veis con ánimo de leerla, conoceréis a la familia Conway, enviada a la Periferia tras perder su condición de supra, y cómo los jóvenes Fred y Francis lucharán con todas sus fuerzas para recuperar su condición de supra, a Billy Kovacs, jefe de una de la torres, Nola Parkes, supra acomodada o el capitán Nikopoulos, y viviréis lo mejor y lo peor de la condición humana.

Y descubriréis la realidad del nuevo orden, que prefiero no contar para no destrozar a nadie la novela, pero adelanto que tiene que ver con los conocidos como extra.

En definitiva, una distopía con el claro mensaje de que nos puede salir bastante caro no tomar las medidas adecuadas mientras aún estemos a tiempo... como ya estamos viendo. Esperemos, al menos, conservar el empleo.

Sinopsis:
"Una novela visionaria sobre el cambio climático. Las gigantescas torres ruinosas y abandonadas que se elevan hacia el cielo en los aledaños de la Melbourne de un futuro lejano son el último testimonio de una civilización que se autodestruyó a mediados del siglo XXI.

Un brillante hombre de teatro pretende reconstruir lo que pudo ser la vida humana en aquellos ya lejanos años de convulsiones sociales, trastornos climáticos, superpoblación, carestía e irremediables crisis. Al hacerlo descubrirá nuestro mundo y el de nuestros hijos, el mismo que los habitantes de estas primeras décadas del siglo XXI estamos destruyendo con una extraña mezcla de saña, codicia y estupidez. El círculo vicioso está hoy a punto de cerrarse: faltan sólo unos años."

Título original: The Sea and Summer (1987)
Autor: George Turner
Editorial: Ediciones B (2007)

2 comentarios:

Beatriz dijo...

Recuerdo haberlo leído hace tres años, y que hace un año lo releí. La verdad es que es un libro que me encantó y que siempre ando recomendando por ahí a los escépticos del cambio climático y otras supuestas `conspiraciones´. La verdad es que te hace reflexionar muchísimo.

Anónimo dijo...

Pues francamente, yo lo encontré flojete. Suceden muchas cosas, pero muy intranscendentes, y muy rápido; tan rápido, tan de puntillas, que en ningun momento acabas de involucrarte en la trama. Y tampoco es precisamente un ejercicio estilístico, de modo que no sé....A priori cuenta con buenos ingredientes, pero el resultado final se me antoja mediocre, poco más allá de la -tan necesaria- reflexión ecologista